Please reload

LO + LEÍDO

Noche y tiempo en Only lovers left alive (Jim Jarmusch, 2013)

19.09.2016

 

           Lo más fascinante de Only lovers left alive es cómo está construida su atmósfera. Contar una historia de vampiros suele circunscribirse a un ámbito nocturno, oscuro, con una paleta de color con tonos negros y pardo. La combinación de estos elementos genera no solo una estética, sino un aura, presente en mayor o menor medida pero que condiciona enormemente la narrativa de la película. Los personajes se mueven por un mundo solitario, melancólico, desconocido, irreal y totalmente atemporal. Al contrario que el día, la noche no sufre variaciones de luz, por lo que parece que el tiempo se detiene. Y este estatismo encaja a la perfección con unos personajes marcados por la inmortalidad: con toda la eternidad ante ellos han adaptado, como es lógico, sus ritmos vitales a una existencia perpetua.

 

          Otro de los elementos que hacen atractiva a la película es el universo que crea alrededor de los personajes. Independientemente de su condición vampírica, los protagonistas son amantes de la cultura y la erudición, viven sus infinitos años leyendo sobre arte, literatura, poesía, teatro, botánica, biología, historia… No encajan con el estereotipo sobre los vampiros, amantes de las fiestas, locos por la sangre (auténticos cazadores), y totalmente salvajes. Simplemente se dedican a conocer cada vez más el universo que les rodea. Además de tener todo el tiempo del mundo para enriquecer su acervo, son auténticos enamorados. Después de siglos juntos siguen disfrutando de la compañía del otro y no buscan nada más que estar juntos. Eso convierte la película en una historia de amor sin cursilerías ni azúcar con un poso melancólico muy potente que al mismo tiempo contiene una gran verdad.

 

          Por último, el abordaje formal de la película apoya esa sensación tan mágica de la noche con elementos como la soledad, la atemporalidad y el misterio. El rimo lento de montaje, los encadenados, el tempo de la música, las composiciones, la paleta de color, los movimientos de cámara armónicos, las interpretaciones de los actores… Todo rema en la misma dirección. Puede que la película enerve a algunos por cómo parece congelar el tiempo, pero es innegable la gran magia que contiene.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

LO ÚLTIMO

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Please reload

© 2018 por La Verdad Extática. Todos los derechos reservados.

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W

SÍGUENOS

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now